Soplaré, soplaré...

Obra de danza para  niños y público en general que cuenta una historia a través de la danza, el canto, la música y la narración, proponiendo con humor reflexionar sobre los preconceptos que depositamos en los demás.

Al finalizar el público es invitado a participar protagonizando diferentes momentos de la obra a través del cuerpo y el movimiento.

En un cuarto de juegos se encuentran cuatro amigas que deciden leer “Los 3 chanchitos y el lobito feroz”, la lectura los adormece y entran en un sueño colectivo en el que se descubren siendo los personajes de la fábula, con la diferencia que esta vez, el feroz…es el chanchito y los lobitos son tres. Estos personajes van rotando y cambiando en el transcurso de la obra, y entonces quien era lobo se convierte en chancho y quien fue chancho se convierte en narrador.

Sin importar quien, cuando son lobos construyen casas cada vez mas resistentes; por temor a que el chanchito las destruya como su madre les había advertido.

Luego de varias casas que igualmente el cochinillo logra romper, los lobitos se preocupan, piensan y reflexionan decidiendo construir de flores la casa donde vivirán, con esto logran algo que nunca imaginaron…que el chanchito cambiara su actitud. Ah! y como si fuera poco, terminan todos juntos celebrando, cantando y bailando.
 
FICHA TÉCNICA
Creación: Florencia Delgado, Triana Fernández, Federica Folco, Daniela Marrero.
Intérpretes: Camila Romero, Macarena Prada, Josefina Piñeirua, Valentina Kaplan.
Edición sonora: Silvana Marrero
Acordeón: Sebastián Larrosa
Letra de "ladrillos": Fernando Goicochea
Ilustración: Tunda Prada

Duración 45 minutos 
Edades dirigidas: 4 a 6 años













No hay comentarios:

Publicar un comentario